- Advertisement -

¿A quién corresponde comercializar la ruta cervantina cultural y turística en Tetuán?

El 23 de abril de 2018 se realizó el sueño literario de Fathi Abderrahman, poeta hispanista de Tetúan perseguido por la obra y el espíritu de Miguel Cervantes. Las doce menciones que reflejó Miguel sobre la urbe histórica, patrimonio de la Humanidad desde el 1997, se convirtieron a través de la imaginación inmensa del poeta y en base a la verdad histórica de los espacios humanos e inhumanos en una ruta literaria, cultural y turística de dimensiones universales.

Sin duda, el proyecto Ruta Cervantina no es sueño ni metáfora poética, sino es una idea profunda que expresó durante décadas no solamente la voluntad y el deseo del reputado hispanista Fathi, sino de toda una clase de elites cultos quienes apuestan por una Tetuán identificada geoestratégicamente como cruce de culturas, civilizaciones e intercambio de grandes intereses, papel ejercido históricamente por Tetuán núcleo de encuentro en el Mediterráneo.

Tetuán, dentro de una red de capitales mediterráneas, se percibe en la utopía como museo en el que se vierten múltiples rutas literarias, artísticas e históricas. Descendientes de la creatividad humana y de la etnia de todos los pueblos antiguos y modernos que dejaron sus huellas en la ciudad.

Cabe señalar que el proyecto Ruta Cervantina de Tetuán fue inaugurado por responsables de la comuna urbana de Tetuán; el consulado español representado por su canciller, gran amigo de Tetuán; el Instituto Cervantes, con la presencia de su directora arabista y punto de luz de la diplomacia cultural española en Tetuán; y por el poeta hispanista y profesor catedrático de español en la Universidad Abdelmalek Essaadi Abderrahman Fathi y sus alumnos creyentes en su proyecto “El mundo morisco de Cervantes”.

Queda un proyecto inédito pero invisible a nivel de su comercialización cultural y artística. Es una evidencia preguntar: ¿a quién corresponde comercializar la ruta Cervantina cultural y turística en Tetuán? ¿Qué aspectos turísticos y culturales deben de tener las estaciones del mapa cervantino Bab el Okla, las mazmorras, el mercado de los esclavos Ghersa el kbira y otras conforme a la imaginación de los textos literarios? ¿Cuáles son las instituciones responsables, competentes e interesados en proyectar Cervantes, la ruta y el poeta?

No es una calumnia ni exageración recalcar que pasado un año y medio de la inauguración, el fracaso absoluto de los dirigentes de la ciudad en explorar las dimensiones simbólicas y las aportaciones materiales no solamente de la ruta que costó el esfuerzo de situar algunas placas en las paredes históricas de nuestra medina antigua. Es muy importante comprender que este proyecto necesita un impulso creativo productor, una reflexión y estrategias de comercialización y de difusión en el panorama del turismo cultural internacional. Y no es en nada vergonzoso consultar las instituciones extranjeras activas sobre las formas de comercialización de recursos turísticos culturales.

Los dirigentes de nuestra urbe deben de tener la entereza cultural y saber que la ruta cervantina más allá del pensamiento literario repartido en los continentes, de la obsesión de un poeta unificado con el espíritu del Quijote, y de los intereses de instituciones aspirando a difundir cultura, lengua, cooperación y diplomacia, más allá de los espejos donde cada uno se mire con orgullo es un patrimonio universal.

يستخدم هذا الموقع ملفات تعريف الارتباط لتحسين تجربتك. سنفترض أنك موافق على ذلك ، ولكن يمكنك إلغاء الاشتراك إذا كنت ترغب في ذلك. قبول قراءة المزيد