2017/06/27

Convertir el español en la lengua de la economía para garantizar su continuidad en Marruecos

Salma El Azrak - chamalpost

Históricamente, Tetuán ha sido considerada como la principal ciudad del reino de Marruecos donde el uso del español como primera lengua extranjera –desde la perspectiva social- es bastante frecuente en comparación con la otras ciudades marroquíes donde predomina el francés. Dos factores principales explican este hecho; la cercanía geográfica y el colonialismo. Sin embargo y analizando la dimensión social y económica actual de Tetuán, el buen dominio del idioma cervantino ya no se puede percibir como soporte lo suficientemente útil como para lograr  la inserción laboral al mercado de trabajo. Esto impone plantear una nueva perspectiva del uso del español en el norte de Marruecos: convertirlo en lengua de expresión especializada, hacer que sea un instrumento comunicativo en el ámbito comercial  y las relaciones internacionales en vez de restringirlo al área educativo o cultural. Insertar el español en el espacio económico podría ser la savia que asegure su continuidad como primer idioma extranjero en la antigua capital de lo que era el Protectorado español.

Si se lleva a cabo una breve visión histórica sobre la presencia del idioma español en la historia de Marruecos, encontraremos que la mayoría de los traductores del español al árabe o viceversa pertenecen a esta ciudad que al mismo tiempo, es tierra natal de cuasi todos los hispanistas marroquíes. Además, el mayor departamento de filología hispánica en Marruecos está en la universidad de Tetuán, mientras que en otras ciudades del país, los departamentos de estudios hispánicos están testiguando el inicio de su proceso de desaparición.

No obstante, la enseñanza del español como lengua restringida al ámbito educativo no es suficiente. La enseñanza requiere una nueva perspectiva y un enfoque estrechamente relacionado con las necesidades de Marruecos.

En los últimos años, algunas universidades en los EE.UU están adoptando una nueva metodología para la enseñanza de las lenguas y entre ellas, la lengua árabe. En cuanto a ésta última, su enseñanza no se limita a las normas lingüísticas como la gramática, el análisis de los textos y a la adquisición de las normas de escribir, sino que, están dando un nuevo horizonte que consiste básicamente en convertir a las personas que aspiran a su adquisición en expertos en el mundo árabe. Esto engloba diferentes aspectos (conocer a fondo la economía del mundo árabe, su historia, su diplomacia, las transformaciones de la sociedad entre otros aspectos).

El objetivo esencial no es formar escritores sino formar expertos que puedan trabajar en grandes empresas u ocupar importantes puestos diplomáticos. Se trata de ampliar las razones por las que aprender el español sea una correcta decisión. Es una enseñanza que facilita el trabajo.

Aprendiendo de esta metodología estadounidense, la enseñanza del castellano en las universidades marroquíes y entre ellas, la de Tetuán, debe dar un salto cualitativo que consiste en lo siguiente:

-Formar expertos en las relaciones hispano-marroquíes que puedan desempeñar un papel relevante en el desarrollo de estas relaciones bilaterales.

-Los departamentos de filología o estudios hispánicos deben ofrecer a los estudiantes formaciones que los convierta en expertos en la realidad política, económica y social de España y América Latina, porque se trata de un mundo que ofrece infinitas oportunidades académicas y económicas.

Eso sí, semejante tarea requiere una visión de futuro panorámica por parte de Marruecos y contando siempre, con un compromiso real  de apoyo por parte de España.

Resulta difícil asimilar que la mayoría de licenciados o graduados de departamentos de Estudios Hispánicos de las universidades marroquíes están en paro teniendo en cuenta que desde el año 2013, España se ha convertido en el primero socio comercial de Marruecos, desplazando así  a Francia.

Ser experto en la lengua de Cervantes no garantiza un puesto de trabajo, pero ser experto, aunque lo mínimo, en las relaciones internacionales y económicas de Iberoamérica es un trampolín sólido para acceder a un trabajo.

Buscar una nueva perspectiva para la enseñanza del español en Marruecos es una misión trascendental que se tiene que asumir. El mundo de las relaciones internacionales y de la economía podrá ser el soporte sólido que asegure la presencia del español en Marruecos.