El declive del castellano en Marruecos cobra importancia en la prensa española

معهد سرفانتيس بتطوان

El periódico español de El País ha publicado una noticia sobre la situación de la enseñanza del español en Marruecos. En negrita y de forma contundente su titular anuncia que anuncia que “el español pierde peso en la enseñanza en Marruecos”.

El declive del español como lengua extranjera (ELE) en Marruecos se deja ver perfectamente en las alarmantes cifras que el artículo del rotativo español recoge: entre las postrimerías del siglo XX y la primera década del siglo XXI, más concretamente, en 2007 fecha que auguraba la llegada de la crisis financiera, los interesados en la adquisición del castellano como segunda lengua extranjera ha pasado de una representar una cifra de 400 para situarse en un total de a penas 50 estudiantes por año en Casablanca. Esta cifra, no solo refleja el poco interés por el español que muestran los estudiantes tanto universitarios como de secundaria en Marruecos, sino que también, y debido a la falta de demanda, el inicio de una cierta desaparición de profesores formados en dicho idioma. Simplemente, para muchos el español es un idioma sin futuro.

Este situación supone que España jamás podrá desbancar a su eterno rival en Marruecos: Francia, en el plano educativo tal y como lo hizo en cierto tiempo en el área comercial. Especialmente, si vamos a tener en cuenta la más reciente intención de Francia de adentrarse en el norte de Marruecos, una de las zonas más vinculadas a España y donde el castellano se impone socialmente debido a la presencia de España en la zona, al querer contribuir en fortalecer un periodismo de dimensión regional. Ante esta situación se pregunta ¿ qué se puede hacer para volver a consolidar la situación del español como importante idioma extranjero dentro del seno social marroquí? en varias ocasiones, en Chamal Post hemos debatido a fondo esta cuestión.

Primero, resulta cuasi imposible seguir hablando de la histórica competencia entre el español y el francés cuando éste último, tiene superado desde la independencia de Marruecos ese empeño por situar su idioma como uno de los importantes idiomas extranjeros en el antes ocupado país africano y segundo, por su continua labor de sacar el francés del “cajón” de la educación para asegurarle una expansión hacia otras áreas como lo es el señalado proyecto de crear una prensa francófona en la región del norte, y su predisposición de aumentar la cifra de 400 medios franceses frente a un 0 medio español. En un artículo publicado en Chamal Post se comunicaba la necesaria y urgente acción de sacar el español del circulo de la educación y cultura en Marruecos. No obstante e irónicamente, se puede percibir cómo empresas españolas asentadas en Marruecos optan por el francés como idioma oficial para sus transacciones y relaciones comerciales. Entonces, si las propias compañías españolas presentes en Marruecos no usan su lengua nativa y apuestan por otra, ¿qué razones ofrecen a los estudiantes marroquíes, sea futuros empresarios o periodistas para adquirir el español como lengua principal para su porvenir profesional?

De acuerdo con las cifras citadas en el mismo artículo, El Instituto Cervantes de Casablanca contaba con casi catorce mil alumnos matriculados en 2013, cifra que se sitúa actualmente en alrededor de unos once mil alumnos. Siendo, la única institución creada ad hoc para fomentar el interés por la cultura española y obviamente, el idioma castellano, se puede traducir este descenso en lo que algunos expertos llaman como una “elitización” del español debido a las tasas de matriculación que gran parte de la sociedad marroquí no puede abonar haciendo que se limitase a la clase media y alta.

Para ello, y como señalamos en otros artículos mejorar esta situación, requiere iniciativas como el hecho de incentivar a los estudiantes marroquíes a aprender el español mediante la concesión de becas o la reducción de las tasas de matriculación de los centros encargados de su enseñanza; el no restringirlo al área educativo-cultural y hacer que sea una lengua viva y válida para ser empleada en el plano económico y sobre todo,

مقالات أخرى حول
,