perdón por las matanzas de Alfonso XIII en el Rif en su próxima visita a Marruecos

El ejército español de los Primo de Rivera,SanjurjoMillán Astray y Franco, tiene el deshonor de ser el primer ejército en utilizar armas químicas contra la población civil en el marco de la rebelión del Rif. Entre 1921 y 1927, utilizaron fosgeno, difosgeno, cloropicrina y gas mostaza (conocido también como iperita) de forma indiscriminada y como venganza al desarrollo de la guerra después del desastre de Annual. El 20 de agosto de 1921, España solicitó a Alemania suministros del gas mostaza, aunque en el país germano estaba prohibida la fabricación de dichas armas por el Tratado de Versalles de 1919. El gas utilizado en dichos ataques fue producido por la Fábrica Nacional de Productos Químicos, en La Marañosa, cerca de Madrid. Esta planta se construyó -por orden expresa de Alfonso XIII– con una asistencia significativa de Alemania y, sobre todo, de Hugo Stoltzenberg, un químico asociado con el gobierno alemán en actividades clandestinas de armas químicas a principios de los años 1920 -y al que más tarde se le otorgaría la nacionalidad española. Según el general de la aviación militar Hidalgo de Cisneros en su libro autobiográfico Cambio de rumbo, él fue el primer piloto que arrojó 100 kilogramos de bombas de gas mostaza desde su avión Farman F60 Goliath, en el verano de 1924. Cerca de 127 bombarderos se utilizaron en la campaña, lanzando alrededor de 1.680 bombas al día, masacrando mujeres y niños, crímenes atroces cometidos contra los rifeños por España, matando a decenas de miles de civiles y envenenando al ganado, el agua y gran parte de las tierras cultivables y provocando un número significativo de enfermos de cáncer y otras secuelas que aún perduran en un importante sector de la población. Crímenes por los que España aún no ha pedido perdón ni ha asumido responsabilidad alguna.

El Secretario de Organización de la Confederación de Los Verdes· Els Verds · Berdeak · Os Verdes · ⵄⵥEⵖⵥⵄ, Toni Roderic, ha manifestado que, ante la visita que el Rey de España realizará a Marruecos el próximo 14 de julio, desde Los Verdes: “Confiamos en que Felipe VI de Borbón la aprovechará para pedir perdón en nombre de España y en nombre de su familia por los crímenes execrables que el ejército español, por orden expresa de su bisabuelo Alfonso XIII, cometió en el Rif”.

Para Los Verdes, una declaración de estas características pondría fin a una mala historia con unos hechos vergonzosos de nuestro pasado colonial y, en palabras de Toni Roderic, “granjearían al Rey el respeto y la admiración no solo de los marroquíes sino también de muchos españoles que no se identifican con un ejército capaz de tamañas atrocidades”. Y, a partir de ese momento, las relaciones con el país vecino se verían muy mejoradas construyendo una nueva amistad, sin rencores ni deudas pasadas, con la paz, la amistad y la colaboración para el progreso entre los dos países.

Si no es para acciones de este tipo, Los Verdes no entienden el paripé de estas visitas, que habrá diseñado uno de los peores ministros de Asuntos Exteriores de toda la historia de España, el señor García Margallo, heredero de algún que otro general que también salió malparado de sus correrías coloniales por el Rif.

Los Verdes, desde nuestra modestia, y con la ternura que nos inculcó Petra Kelly, ya pedimos humildemente perdón –en Rabat y ante cientos de personas- a los rifeños y a Marruecos por aquellas matanzas vergonzosas. Ahora debe hacerlo el heredero de aquella monarquía. Y los partidos progresistas deben reivindicar también que estos hechos no caigan en el olvido y deberían pedir una investigación internacional sobre los crímenes de lesa humanidad perpetrados por el gobierno español durante la guerra colonial contra el pueblo marroquí” -ha finalizado en sus declaraciones el Secretario de Organización de Los Verdes.

مقالات أخرى حول
, , ,
0