2017/06/27

Por qué fracasan los proyectos culturales hispano-marroquíes como la Universidad de los Dos reyes en Tetuán

Salma El Azrak / chamalpost

Son varios acuerdos de cooperación que Marruecos y España han firmado en el terreno educativo y cultural. No obstante, parece que todos estos acuerdos rara vez –para no decir nunca- llegan a buen puerto, muy a menudo y a penas emprenden su camino hacia sus objetivos propuestos, empiezan a brillar por su ausencia. Se convierten en algo similar a aquellas anécdotas que solemos recordar con una gran dosis de nostalgia

Uno de esos primeros proyectos fue el Comité Averroes  creado durante la década de los años noventa cuya finalidad consistía en mejorar y potenciar las relaciones bilaterales entre los dos países. Este proyecto fue integrado por empresario, políticos y académicos de ambas orillas. Tras varios encuentros, el Comité arrojó la luz sobre algunas cuestiones que salpican y afectan las relaciones bilaterales

Entre ellas, las cuestiones de índole social que están marcadas por diferencias e incomprensiones mutuas que muy a menudo están cargadas de prejuicios heredados de un pasado mutuo, y que arrecian las relaciones de vecindad entre los dos pueblos, como lo es la figura del “moro inferior a nosotros” o aquel “vecino europeo que nos colonizó y que a veces se muestra superior y racista”

El Comité Averroes concedió gran importancia al plano cultural, educativo y social; de hecho, estructuró su campo de acción en tres grupos: “Historia y cultura”, “Economía y Sociedad” y “Comunicación y Cultura”. También, entre sus prioritarias recomendaciones estaba la promoción y el fomento del acceso de estudiantes marroquíes a universidades españolas.  Desgraciadamente, esta recomendación no ha sido cumplida y contemplada por parte de las autoridades y universidades españolas. Durante estos últimos diez años, el comité cesó sus actividades y se desplazó al baúl de los recuerdos hispano-marroquíes

Las relaciones bilaterales entre Marruecos y España están en necesidad urgente de estas iniciativas que representan lo que podríamos denominar una brújula para orientar a las dos autoridades hacia la enmendación de sus errores, y por consiguiente, la superación de los problemas que se erigen como escollos que obstaculizan el camino hacia el alcance de unas estables relaciones de vecindad

Si el Comité Averroes no logró persistir y avanzar en la consecución de sus objetivos, era de por sí, un intento importante para cambiar el panorama de las proverbiales turbulentas  relaciones entre ambos países de la orilla mediterránea. La historia de las relaciones ha podido registrar un segundo intento de lanzar un potente proyecto de aproximación cultural que, incluso antes de llevarlo al campo de acción, fue condenado por su “eterno” fracaso. Me refiero al proyecto de la “Universidad de los Dos Reyes” acordado entre el anterior monarca español, don Juan Carlos y su homólogo marroquí, Mohamed VI

salma azrak

  Esta universidad iba a ser construida en la anterior capital del protectorado español; Tetuán por varias razones que junto a su citada importancia histórica, era considerada, ya no actualmente, tierra natal de la mayoría de los estudiantes marroquíes en España, y sobretodo, ciudad que sigue luchando contra viento y marea para proteger la existencia de la lengua española, que en un pasado no muy lejano, constituía la lengua de comunicación convivencia de las tres culturales de sus habitantes.

Después de más de una década de aquellas negociaciones, podemos ver cómo las iniciativas de los dos países han ido fracasando y cediendo el paso a iniciativas de otras potencias europeas como los es los proyectos culturales y educativos de Francia – eterno rival de España en Marruecos. Creo que no sería nada sorprendente si en un futuro cercano países extranjeros como Ucrania sustituyan a España en el terreno educativo en Marruecos, viendo cómo aumenta la cifra de los estudiantes marroquíes en las universidades ucranianas superando así su cifra en las universidades españolas

Esta situación nos empuja a plantear una pregunta: ¿Por qué las iniciativas de proyectos culturales y   educativos hispano-marroquíes no suelen tener casi nunca éxito y carecen de viabilidad

Para poder contestar a esta pregunta, es necesario hacer una profunda reflexión, porque estas iniciativas no han de tener el matiz de los lemas electorales que mueren con la conclusión de la campaña

Esperamos que las autoridades de Rabat y Madrid resuciten el Comité Averroes  especialmente en este contexto que está marcado por un alto malentendimiento entre los dos pueblos, asimismo, que contemplen de nuevo y con mayor seriedad, el proyecto de la “Universidad de los Dos Reyes”.parapoderapostarporunafuertecooperación en la que la educacion y la universidad no sigasiendoaquel “parientepobre” de lacooperacióneducative y cultural entre los dos paisescomo ha señalado el arabistaespañolBernabe Lopez García