“Sin ellas, se para el comercio fronterizo”

El muy esperado e la Mujer o simplemente el 8M va a ser muy distinto a todos los anteriores. El 8 de marzo será una serie de manifestaciones a nivel internacional arropadas bajo una única y misma Huelga Internacional que durará ni más ni menos unas 24 horas.

Los colectivos, asociaciones y sindicatos feministas a los que, se sumó el sector universitario, como es el caso de la Universidad de Málaga (UMA) se citaran con otros de un total de 170 países para la puesta en escena de las manifestaciones bajo el lema de “Sin nosotras, se para el mundo”.

Esta huelga canalizará las voces de las manifestantes para declarar una ausencia de 24 horas por unanimidad de la mujer del plano de las actividades domésticas con el fin de visibilizar y llamar a la valoración de su papel y la ardua labor que ha de asumirse incondicionalmente a diario. Mediante esto, estas manifestaciones arrojarán la luz sobre las distintas desigualdades de género que hay hoy en día la mujer sigue sufriendo tal como es el caso de la brecha salarial, la violencia machista, etc.

La Huelga feminista de matiz internacional se ha convocado en todo el territorio del país vecino, bajo la supervisión de la Comisión 8 de Marzo. No obstante, llama la atención la ausencia de la cuidad de Ceuta y Melilla en el listado de las capitales de provincias y ciudades que han coordinado con dicha entidad la celebración de las manifestaciones feministas vuelve a subrayar de nuevo, la exclusión del caso de las porteadoras de los dos puntos fronterizos de su agenda setting, cosa que nos hace inevitablemente percibir el lema “SOMOS TODAS” incluido en el manifiesto de la Comisión 8 de Marzo como “excluyente” ya que se espera que el mismo cobije a todos los colectivos femeninos, especialmente, si estamos ante un fenómeno que se ha convertido en una mancha negra en la realidad actual española (y Marroquí) y que, las tantas noches que dichas mujeres han pasado a la intemperie se merecen una especial mención durante la vigilia violeta en el país vecino. Esto se puede traducir también y como mencionamos en otros artículos en la inexistencia de espacios o plataformas de cooperación feminista bilateral, entre España y Marruecos para que juntas, podamos sacar a esas mujeres de aquel círculo eutanásico que hace la lista de sus victimas vaya en aumento constante.

SIN ELLAS, SE PARA EL COMERCIO FRONTERIZO.

مقالات أخرى حول