center

La inmigración y el refugio

José  Chamizo de la Rubia como experto en el tema de Derechos Humanos,  sobre todo en la inmigración , refugio y menores no acompañados. José Chamizo considerado valor añadido por el comité de redacción  de nuestro periódico digital Chamal Janoub fue Defensor Tanto del Norte como del sur del Mediterráneo

         Entrevista realizada y traducida al Árabe  por Mohsin Chergui

Chamal Janoub –   Apriori, despedimos un año dramático para más de 5000 mil muertos quienes acogió la tumba llamada Mediterráneo, ¿Qué ocurre y hasta cuándo tenemos que aguantar esta crueldad?

R –  Ocurre que la política y tal vez algunos seres humanos se han deshumanizado. Parece volver un pensamiento antiguo al que transformo: El hombre es un rival para el otro hombre. La muerte de seres humanos, aunque sean pequeños, duran poco tiempo en nuestras retinas y menos aún en nuestros corazones. Esta crueldad va unida a un sistema económico al que finamente llaman economicismo cuando vemos que es un capitalismo salvaje obsesionado por dos cosas: consumo y ganancias económicas. Los hombres y las mujeres importamos muy poco frente al capital, frente al dinero. Somos como un subproducto desechable.! Es un horror! No es extraño que los fascismos comiencen a amenazarnos. Lo hacen desde abajo, desde los humildes, creando en ellos comportamientos agresivos “contra los que no son de aquí”. Las autoridades se despreocupan de estas situaciones o hacen proyectos que poco tienen que ver con la realidad. Mientras tanto, el Mediterráneo es una inmensa tumba en la que se han sepultado los sueños de dignidad y libertad de muchas personas. Me temo que hasta que el sistema económico no desaparezca o, al menos, se humanice poco vamos a avanzar. Ojalá que el pueblo indignado pida un orden económico internacional más justo, pero eso no acaba de aparecer.

Chamal Janoub –   Pocas décadas resistió la herramienta de leyes y pactos internacionales sobre los derechos de inmigrantes y refugiados, frente a los informes y las denuncias continuos por parte de las organizaciones internacionales y la opinión pública mundial. ¿ A dónde nos lleva el nuevo mundo y sus tendencias?

R- Los pactos internacionales como el Estatuto Jurídico de los refugiados para nada o poco han servido. Lo mismo ha sucedido con el Derecho Humano a emigrar. Aquí, en los países ricos, solo se aspira a tener mano de obra, lo demás no importa. Si huyes de una guerra o del hambre, las leyes no se aplican más que desde el punto de vista de la expulsión. Da igual tu origen, si eres pobre y buscas trabajo aquí ya nadie, desde el poder, va a hacer nada por ti. Las organizaciones nacionales e internacionales denuncian, ayudan, salvan vidas, pero no tienen la fuerza suficiente para acabar con un sistema cuyos tentáculos están en todas partes. El pueblo tiene ese poder pero es víctima de las mentiras que les cuentan, por lo tanto estamos en un callejón sin salida. Lo cual no quiere decir que nos resignemos o que perdamos la esperanza. La lucha, todas las luchas por la igualdad y los derechos humanos deben continuar cada día con más emergía, con más fuerza y si se me permite con más agresividad. Ese es el camino y creo que para el futuro inmediato esa va a ser la tendencia en muchos lugares del mundo: Europa, África, América del Norte y del Sur…

 Chamal Janoub –    Europa siempre será el corazón geoestratégico del mundo, ahora más allá de sus modelos sociales, transmite la imagen de la barbarie con sus actitudes frente a los refugiados ¿Es suficiente para Europa argumentar sus prácticas con la extensión del terrorismo yihadista en su territorio, con la intención de defender de su seguridad? , ¿ y Qué papel debería jugar Europa en este sentido?

R-  Europa no tiene excusas para ejecutar los acuerdos internacionales. La excusa del terrorismo yihadista, con ser cierta su crueldad, no es válida para dejar abandonados a miles y miles de hombres, mujeres y niños que vienen huyendo de una guerra. Europa debería ser más consecuente con sus principios jurídicos y canalizar la presencia de refugiados en sus países mientras termina la contienda. Igual debería hacerse con los inmigrantes que buscan una vida digna: invertir en origen para que no se vean obligados a abandonar su tierra.

Chamal Janoub –   Por otra parte y a nivel de muchos análisis políticos Europa tiene la responsabilidad clara, por no decir directa, tanto en la creación de movimientos yihadiastas que actúan sobre todo en el golfo y oriente medio, como en los conflictos históricos y nuevos en esta zona.¿ En su opinión como se puede depurar esta responsabilidades? y ¿ Qué tiene que rectificar Europa en sus políticas exteriores para arraigar estas identidades criminales transcontinentales y acabar con los conflictos eternos en esta región?

   R- Es una mezcla extraña de acontecimientos: venta de armas; apoyos erróneos a grupos elegidos sin conocimiento del terreno; pactos con países que no respetan las libertades..etc La responsabilidad de Europa y del resto de los llamados países civilizados es grande y depurar lo ya hecho es prácticamente imposible. No podemos olvidar las muertes de tantos seres humanos en guerras que no han traído, más que destrucción. No han resuelto los problemas. Se deben reparar los grandes errores ayudando a estos países a prosperar en libertades y en economía. Hay que conocer el terreno que se pisa para evitar más tragedias. La ciudadanía debe protagonizar los cambios No hay culturas superiores a otras. El documento base para entendernos debe ser la Declaración Universal de los Derechos Humanos. 5- Europa no tiene políticas unificadas en tema de inmigración y refugio, y cada país del viejo continente está negociado solo sus grandes y prioritarios intereses en este sentido, incluso firma convenios bilaterales con estados fuera de las líneas de consensos europeos. ¿Cómo valora esta situación contradictoria? – Me parece un tremendo disparate y una irresponsabilidad. Creo que tendrían más fuerzas todos los países unidos, por ejemplo en políticas de cooperación.Así mismo reitero que deben respetarse las legislaciones internacionales y acoger a quienes piden ayuda.

  Chamal Janoub –   En el mismo contexto, Europa prometió acoger a 120000 refugiado en forma de cuotas repartidas entre estados de la unión , pero se negó a acatar esta medida aprobada por los Jefes de estado y abandonó a miles de personas detrás los nuevos muros de la vergüenza, con el argumento de la filtración probable de terroristas .. ¿Qué nos dice sobre esta actitud, y cual es la realidad de la filtración de terroristas al territorio Europeo?

R-  A estas alturas sabemos que el terrorismo se mueve por otras dinámicas tácticas y de pensamiento. Utilizar esa excusa y dejar abandonados a su suerte a miles y miles de personas me parece un ejercicio de crueldad y una buena, lamentable, excusa para extender las ideas que luego se transforman en enemigos de Europa.

 Chamal Janoub –   Frente al panorama diario de la muerte y del sufrimiento de inmigrantes y refugiados, ¿ en su opinión cuales son las medidas inmediatas que se deben de tomar para acabar con estas imágenes? Y¿ qué se debe hacer dentro de un plazo medio o largo?

R-  Lo primero es seguir las pautas que marca el Estatuto Jurídico del refugiado: acogida, techo digno, educación para los menores…etc Lo siguiente y prioritario es acabar con la guerra que ha provocado todos estos problemas. Y como hemos dicho, unificar las políticas de inmigración y cooperación desde un punto de vista no exclusivamente económico.

   Chamal Janoub –   En breve como se imagina usted el mediterráneo en el año 2017 a nivel de estas políticas y dinámicas de refugio e inmigración?

R-  No me gusta ser pesimista pero veo que el Mediterráneo continuará ofreciéndonos imágenes de seres humanos que solo piden lo que pidieron hombres y mujeres en todas las revoluciones: Libertad, Justicia, Fraternidad, Dignidad, Igualdad y el Derecho a poder moverse en paz por todo el universo.

Gracias Derechos

يستخدم هذا الموقع ملفات تعريف الارتباط لتحسين تجربتك. سنفترض أنك موافق على ذلك ، ولكن يمكنك إلغاء الاشتراك إذا كنت ترغب في ذلك. قبول قراءة المزيد