Beyuki: España debe mover fichas en favor de unas relaciones equilibradas con Marruecos

por: Soufiane Ben Lazaar

La remodelación del Gobierno español liderado por Pedro Sánchez, ha conocido la sustitución de varios ministros y ministras, algunos de los cuales correspondían a los considerados “pesos pesados” del gabinete. Los cambios únicamente han afectado a los ministros correspondientes al PSOE. Se han mantenido los correspondientes a Unidas Podemos.

Esta “revolución” en el gabinete de Sánchez, en la tercera crisis de Gobierno en menos de dos años, supone una apuesta para el lider socialista para el «renacimiento» de su Ejecutivo para lo que resta de legislatura.

Así, Sánchez quiere iniciar “una nueva etapa», reivindicando una apuesta por rejuvenecer el gabinete, dotar de más peso a las mujeres y contar con perfiles experimentados en la política local.

Entrevistado por “Marruecom”, Abdelhamid Beyuki, experto en relaciones hispano-marroquíes y también escritor, nos ha ofrecido su visión sobre la reciente remodelación en el Gobierno español y los cambios que se prevén en las futuras relaciones entre Marruecos y España.

1- Nos puede situar en el contexto global del que surge esta remodelación del Gobierno español?

R: Esta remodelación se sitúa en el contexto de un posible cambio de rumbo del Gobierno de Pedro Sánchez. Se esperaba una mini crisis del Gobierno con la salida de algunos ministros y la incorporación de otras caras nuevas que aportan frescura al Gobierno en lo que queda de legislatura, pero nadie esperaba una remodelación de tal envergadura, y la salida de caras que han sido claves en la primera etapa de Pedro Sánchez. El tiempo dirá si es una corrección de rumbo político, o un más de lo mismo con caras nuevas.

Desde luego la promoción de la vice presidenta económica, el nombramiento de José Manuel Albares como nuevo ministro de AAEE, y la destitución del hombre fuerte de Moncloa y jefe de gabinete del presidente del Gobierno Iván Redondo apuntan a lo primero, o sea un cambio de rumbo y una profunda corrección de la política anterior.

2- Las carteras que han sufrido un cambio de ministros, ¿cuál es la que más le ha sorprendido?

Como dije anteriormente, se esperaba una remodelación de Gobierno, pero no de tal envergadura, y sorprendió mucho la salida de la vice presidenta primera Carmen Calvo o la del ministro Ábalos, ambos de máxima confianza de Pedro Sánchez, y de los más fieles de su equipo desde su vuelta a la secretaria general del partido socialista en unas primarias que disputo con la candidata del Partido y entonces presidenta del Gobierno de Andalucía Susana Díaz.

Muchos de sus afines han recibido con desencanto esta macro remodelación del Gobierno que sepulta sin más explicaciones a Ábalos y rescata a dirigentes de la época de Rubalcaba que combatieron a Sánchez.

3- ¿La sustitución de González Laya era un secreto a voces, se puede considerar su salida un impulso hacia una reconciliación entre España y Marruecos?

Efectivamente la salida de González Laya ha sido un secreto a voces, quizás no se esperaba tan pronto, y sin duda su salida está relacionada en parte con la crisis con marruecos, el nuevo ministro anunció en su toma de posesión su intención de efectuar su primera visita exterior a Marruecos, todos los indicios indican que las relaciones con Marruecos es una prioridad para el actual Gobierno de Pedro Sánchez, hay mucho intereses en juego, algunos de máxima urgencia como la seguridad, la inmigración y la lucha contra el terrorismo.., pero no creo que es suficiente el cambio del Ministro por muy eficaz y buen amigo para recuperar las relaciones entre España y Marruecos, se requiere sin duda cambio de política y incorporar a los asuntos anteriormente citados otros que interesan a Marruecos. España debe entender y asumir los cambios geoestratégicos en la región, y que marruecos de hoy no es marruecos de ayer. España debe mover fichas en favor de unas relaciones equilibradas con Marruecos, no se espera un cambio radical e inmediato, pero si un claro cambio de actitud en temas de vital importancia para Marruecos, como es el tema del Sáhara Marroquí..

4- ¿Cómo califica la elección de Pedro Sánchez para el puesto del nuevo canciller de España, José Manuel Albares?

El nombre de José Manuel Albares sonaba para sustituir a Josep Borrell en la cartera de Exteriores cuando este último fue nombrado Ministro de AAEE de la UE, entonces Pedro Sánchez sorprendió con el nombramiento de la tecnócrata Arancha González laya, se sabía entonces las malas relaciones entre Albares y el jefe de gabinete del presidente Iván Redondo. A mi juicio, el nombramiento de Albares ha sido una elección muy acertada, es un conocedor de Marruecos, con larga trayectoria diplomática y política, de perfil político (afiliado al PSOE desde 2015) frente al perfil tecnócrata de su antecesora, algunos consideran su nombramiento una señal de la vuelta de Pedro Sánchez al anterior PSOE, sobre todo con el nombramiento de Oscar López (antiguo colaborador de Zapatero y Rubalcaba) como nuevo jefe del gabinete del presidente en sustitución del tecnócrata Iván Redondo.

5- Sabiendo que hay una diplomacia paralela que se esfuerza para restablecer las relaciones, bajo su punto de vista, ¿Qué paso deben dar los dos estados para salir de la actual tensión?

A mi modesto juicio, es pronto hablar de diplomacia paralela, aunque llamo la atención la asistencia del ex presidente socialista del Gobierno José Luis Zapatero en la toma de posesión del nuevo ministro Albares, puede ser una señal de alguna agenda de mediación y contacto con Marruecos por líderes socialistas considerados muy cercanos al Palacio Real Marroquí… De momento la pelota está en el tejado del Gobierno de Pedro Sánchez, el nuevo ministro de AAEE tiene por delante una tarea difícil, la tarea de recuperar el contacto y la confianza con el Gobierno marroquí después de la metedura de pata en el caso de Ibrahim Ghali… Es verdad que ambos países tienen que mover fichas, pero le corresponde mas al Gobierno español mostrar al menos disposición de corregir los errores de la ministra Laya y demostrarlo con hechos y respeto al vecino del sur. Creo que ambos países son conscientes de lo mucho que los une, y de lo poco que los separa. El Gobierno de pedro Sánchez tiene muchos frentes interiores que pueden dificultar una pronta reconciliación con Marruecos, la propia composición del Gobierno de coalición con Podemos, el conflicto catalán y su dependencia de los nacionalistas vascos y catalanes para agotar la legislatura, estos últimos, y sobre todo el catalán (ERC Izquierda Republicana Catalana) son muy favorables a la tesis del separatismo en el Sáhara Marroquí.

Una tarea difícil que espera al nuevo ministro español, pero no es imposible.

يستخدم هذا الموقع ملفات تعريف الارتباط لتحسين تجربتك. سنفترض أنك موافق على ذلك ، ولكن يمكنك إلغاء الاشتراك إذا كنت ترغب في ذلك. قبول قراءة المزيد